El lino: origen y curiosidades

Se acerca el buen tiempo y apetece vestirse y vestir nuestra casa con tejidos cómodos y frescos. Uno de los más cómodos es el famoso lino. Un tejido que cuenta con unos orígenes muy lejanos y que ha llegado a nuestros días, usado en la industria textil para todo tipo de prendas. Desde Textil Pastor os queremos acercar los orígenes, así como detalles curiosos sobre este versátil tejido.

El origen de la planta del lino se sitúa en Asia Central, Egipto o en montañas del Cáucaso, donde se desarrollaron el cultivo de distintas especies de linos, y fue extendiéndose a otras regiones del mundo.bSe conocen detalles de su cultivo y uso para la producción de fibras y aceite en Babilonia, donde la utilizaban los antiguos sumerios y asirios. Entre los restos más antiguos figuran las fibras encontradas en excavaciones egipcias datas del 5000 a. de C. Las momias en esta cultura eran embalsamadas y cubiertas con telas de lino.

Tuvo gran importancia en la fabricación de papel para escribir. Durante más de siete siglos, hasta el descubrimiento del papel realizado con celulosa vegetal, el lino junto con el cáñamo y el algodón fueron el soporte sobre el cual se trasmitían los conocimientos de la Humanidad.

El cultivo del lino se extendió a América durante el siglo XVIII y alcanzó su máximo esplendor mundial durante la Segunda Guerra Mundial. En el siglo XIX, el cultivo masivo del algodón desplazó al lino, al igual que se impuso sobre otras fibras vegetales, como el cáñamo. Definitivamente, su cultivo fue muy minoritario cuando aparecieron las fibras sintéticas en el siglo XX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR