El lino, resistencia y sostenibilidad

El lino, junto con el algodón, es uno de los tejidos más utilizados en la industria textil. Cultivado e hilado desde el Antiguo Egipto, es una fibra noble. Es considerada una tela de lujo que destaca por ser cómodo y elegante.

El lino se obtiene de la planta homónima, cuyas fibras son utilizadas para la fabricación de este tejido, uno de los más conocidos en el mundo.

Su cultivo, así como el proceso de producción de la fibra, es muy costoso. Por este motivo, el tejido suele tener un coste elevado. En ocasiones, para ofrecer precios más competitivos, las industrias textiles producen la fibra de lino y la mezclan con otras fibras como el algodón y la viscosa, sin que por ello éste pierda sus características.

El lino, al igual que el algodón, se compone principalmente de celulosa. Tiene una alta capacidad de absorción: es capaz de absorber hasta un 20%. También es un tejido fuerte y resistente: su resistencia a la rotura es casi el doble que la del algodón. A mayor calidad y pureza del tejido, mayor es la resistencia a la rotura. Otra característica de los tejidos de lino es su aspecto ligeramente arrugado, lo que le otorga un aire rústico y muy natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR