La puntada invisible

Al observar los acabados de diferentes cojines, prendas u otros elementos, encontramos que existen acabados visibles, en el que podemos observar el hilo que mantiene fija la estructura y acabados invisibles, en donde parece que las dos partes de la tela se unen como un ente orgánico, aunque no es así, en su interior hay hilo, la conocida puntada invisible, que desde Textiles Pastor queremos explicarte.

La puntada invisible consiste en ir dando pequeñas puntadas a un lado y otro de la costura que queremos cerrar y es utilizada para cerrar alguna pequeña abertura (como un forro) o para unir piezas de patchwork y EPP, entre otros.

En primer lugar, tendrás que colocar los trozos de tela con la distribución que busques. Acto seguido, tendrás que ir mirando que pieza va detrás de cual, enfrentar ambos reveses fijándolos para realizar el proceso.

Introduce la aguja por un lateral, haciendo que el nudo quede escondido por dentro de la tela y nunca por fuera, para que quede escondido, y al sacar la aguja, volver a meterla justo debajo del punto en el que salió, haciendo una línea perpendicular imaginaria. Mientras la vuelves a meter, la desplazarás en el interior, por debajo de la tela, 2 o 3 mm para volver a sacarla después, repitiendo el proceso hasta que hayas hecho unas 4 o 5 puntadas, tras lo cual se puede estirar un poco el hilo.

Sigue con el proceso y tensa cada 4 o 5 puntadas y para acabar asegura el hilo dando una pequeña puntada en la parte de atrás, para que no se vea y haz un pequeño nudo para que no se escape.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR