Trucos para la confección de fundas para edredones

Los edredones nórdicos se han convertido, gracias a su comodidad y calidez, en uno de los básicos de los dormitorios. Cambiar la decoración de tu habitación es tan sencillo como cambiar la funda del edredón. A continuación, os contamos una serie de trucos para la confección de fundas para edredones nórdicos:

  1. Es necesario medir el edredón para de esta manera conocer las dimensiones que vamos a necesitar de telas para la confección de la funda nórdica. A la medida del edredón, suma otros 25 centímetros de largo y 5 centímetros de ancho. Estos excedentes son necesarios para las costuras y para que una parte de la tela pueda ser colocada entre el colchón y la cama en la zona de los pies.
  2. Ten en cuenta que, a la hora de elegir las telas, la del exterior y la del interior pueden ser distintas. Lo normal es que la del exterior tenga un estampado y en la parte interna un diseño liso. Los colores fríos (azul o verde) favorecen el reposo, y por este motivo son los más habituales.
  3. A la hora de hilvanar y coser, debemos colocar la tela que ocupará la parte interna con el derecho boca arriba. Por encima, la tela que hará de parte externa con el derecho boca abajo, coincidiendo sus extremos y bordes. Ahora ya podemos hacer los dobladillos. Esto se debe hacer en los cuatro costados, para facilitarnos el trabajo.
  4. Dale la vuelta y, ¡funda nórdica lista para usar! Es posible añadir elementos decorativos, como por ejemplo botones o lazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR